Translate

2 de marzo de 2012

Es tan difícil decirte "adiós", aceptar que nada va a volver a ser como antes. Duele saber que ahora hay otra persona que te hace feliz, que te dice todo lo que yo te dije, que te quiere, te cuida y te tiene como tantas veces quise yo hacerlo. Quizás nuestro momento paso, o tal vez nunca existió y decidimos inventárnoslo nosotros sabiendo perfectamente el fin, que seguramente este no era. Te quiero tanto y me es tan, difícil creer que todas esas ideas que tuvimos para nosotros se esfumaron para siempre, que alguien va a ocupar el lugar que alguna vez quise. Es tan horriblemente tierno tener que escucharte lo feliz que te hace, y otras cosas que el tiempo no me dejo hacer, que no puedo evitar que se me caigan las lagrimas. Lagrimas de bronca, de odio, de amor. Maldito destino, maldita realidad de mierda ¿Porque tiene que ser así? ¿Porque no puedo ser feliz contigo? ¿Porque todo a terminado? ¿Porque has dejado de quererme, si decías que me amabas? ¿Porque yo no te olvido?  

1 comentario:

Nerea dijo...

Me identifico muchísimo con esta entrada.. pero si al tiempo no se le antoja devolver, tenemos que adaptarnos a las circunstancias y pensar que no hay mal que por bien no venga..
Me encantó tu blog:) te sigo:), pásate por el mío si tienes tiempo http://elsaaltomortaldelacrobata.blogspot.com/ un besito