Translate

31 de diciembre de 2013

Se  acaba 2013, cerramos el libro de 2013, con sus 365 capítulos, abrimos uno nuevo. Ha sido un gran año, un año difícil de olvidar. Con sus días buenos y malos. Me quedó con los buenos , de los días malos he aprendido. Me quedó con las personas que he conocido este año y con las que están de otros años, también tengo que decir que en 2013 he desconocido a personas que creía conocer, ¿pero que más da? Lo que importa son las personas que están ahora en mi vida sea aquí o a kilómetros de distancia, esas personas son las que merecen la pena.

Soy la única idiota que no es capaz de superar que ya no estás; miro a mi alrededor y todos consiguen salir de su mierda, consiguen volver a sonreír, y yo sigo estancada y sin poder olvidarte.

29 de diciembre de 2013

A veces llegamos a un punto donde tenemos que elegir, elegir la persona con la que queremos seguir, la persona con la que un día podremos despertar al lado en la cama y luchar por ella hasta el final.
¿Sabes? Yo no sé cuál es la tuya, pero la mía eres tú.

Estoy llorando la perdida de algo que no he tenido. Que ridículo.

7 de diciembre de 2013

He caído innumerables veces y en cada una de ellas he sabido levantarme. He llorado hasta quedarme sin lagrimas y pero no he olvidado sonreír. Me han hecho daño hasta llegar a sentir como el corazon roto en pedazos, pero luego la herida a cicatrizado y se a convertido en simples arañazos. He callado por miedo a no hacer daño,y me han destruido con simples palabras. A pesar de todo sigo adelante, sin importar cuantas veces caiga me levantare. 

Tanta gente...

Tanta gente a dicho querer verme y pocos han hecho algo para hacerlo. Tanta gente dijo no fallarme y pocas no lo han hecho. Tanta gente dijo no dejarme sola y pocos sigues a mi lado. De tanta gente que dicen quererme, pocos lo han demostrado.

6 de diciembre de 2013

Quizá cuando menos te lo esperes te viene la felicidad sin buscarla o te dan la puñalada por la espalda, quizá cuando más ganas tengas de sonreir la vida te sorprende y te hace llorar, o cuando más ganas tengas de llorar vuelve a sorprender y te hace sonreir.