Translate

5 de enero de 2015

Eh, recuerda, es  un mal día no una mala vida, por eso levántate con ganas de comerte el mundo, no dejes que el mundo te coma a ti. Caerse está permitido, pero levantarse es obligatorio. Sonríe, aunque duela, se que ahora duele, pero todo pasa. Lucha por lo que quieres, hasta que te quedes sin fuerzas. El pasado está bien donde está, el futuro es el presente que vivimos. Siempre va a ser mejor arrepentirse de lo que has echo, a arrepentirse por lo que miedo, orgullo o vergüenza dejaste de hacer. Que no se te olvide sonreír.
Hace un total de 124 días que dijiste, adiós, 2953 horas que ya no me dices que me quieres y mejor no te digo los minutos ya que parecería que estoy totalmente enamorada de ti. Te he dedicado muchas noches de insomnio, varias noches de lagrimas, una cuantas borracheras, te he buscado en varias bocas, para después darme cuenta de que ninguno se compara contigo, que un clavo no saca otro clavo, hace que duela más. Pasan los días, y te sigo echando de menos, sigo llorando al recordar, que prometimos un 'siempre'. Quizás para ti solo fui una más, pero tu para mi lo fuiste todo, y no se porque hablo en pasado, porque a día de hoy lo sigues siéndolo todo. Que estoy aguantándome las ganas de pillar un bus ir a verte y gritarte que te amo, que mi vida esta vacía sin ti (si a esto se le puede llamar vida). pero se que no serviría de nada, o quizás si, pero volverías a irte, volverías a romperme, como hacías siempre, volvías, cuando estaba empezando a olvidarte, para después volverte a ir, y volvías y volvíamos al principio, eras y eres mi 'mi mal necesario' eso que te mata pero que necesitas para sentirte viva. Algún día te olvidare o mejor dicho, aprenderé a vivir sin ti.